qué hacemos



Un grupo de debate sobre RGPD

Secuoya no es una empresa, ni una comunidad de bienes ni un asociación profesional. Nada de eso. Somos simplemente un grupo de debate.

Así empezó la cosa. Sería mediados de enero de 2018. Varios lobos esteparios (aka “especialistas en protección de datos”) que funcionaban por separado fuimos contactando con perfiles que conocíamos de las redes sociales para formar un grupo en Telegram donde tratar las cuestiones más oscuras y complicadas del RGPD. Si queréis echarle la culpa a alguien de este invento, fue el señor Jorge García Herrero el que empezó a revolver Roma con Santiago para crear el grupo y reclutar “gente buena y buena gente”.

Conste que algunos rechazaron nuestra invitación, pero los que nos quedamos pudimos comprobar que había compañerismo y muchas ganas de compartir. Todos nos tratábamos como iguales y ninguna opinión prevalecía sobre la de otro.

A medida que se iba acercando el 25 de mayo, las consultas en el grupo crecían en número, en dificultad y muchas veces no había (quizás no existía) una solución unánime, pero notamos que las conversaciones habían dejado tras de sí un acervo riquísimo. Era como si estuviéramos en un Master avanzado de DPO superacelerado y 24/365.

Sabiendo que ninguno nos titulábamos como “expertos en RGPD” porque apenas empezábamos a vislumbrar la complejidad y profundidad de la norma, fuimos generando data valiosísima simplemente respondiendo a las dudas más frecuentes y también a las más enrevesadas que el día a día de nuestra consultoría artesana en protección de datos ponía en el camino.

La "dosis" de Secuoya

Lo cierto es que nuestro chat no descansaba ni domingos ni fiestas de guardar y esa recurrencia en nuestro trato fue creando nuevas raíces y un deseo de trabajar a más niveles.

Cada uno estábamos en un sitio distinto, quitando el raro caso de Jorge, Luis y Darío, que están en Valladolid, cada cual con nuestro propio trabajo y desigual circunstancia. Pero indudablemente habíamos formado un equipo que se sentía muy cómodo hablando sobre protección de datos y privacidad ¡todo el santo día! y compartiendo documentos, resoluciones, hallazgos y publicaciones de las autoridades de control europeas e incluso las famosas “coletillas legales” que todo el mundo nos pedía como “guinda” de su adaptación al RGPD… ¡Pobres ilusos!

El caso es que poco a poco estos adictos al dato nos planteamos eso: por qué no compartir nuestro acervo, probarnos en otros proyectos que combinasen protección de datos y tecnologías disruptivas, marketing y protección de datos, protección de datos y whatever, cavar un poco más hondo para tener más perspectiva desde lo alto en todo lo que el RGPD implica.

Así que nos hemos ido planteando hacer más cosas.

Nuestras líneas de trabajo

Nuestro chat privado

Nuestro chat sigue siendo punto de encuentro constante entre los Secuoya para debatir sobre la aplicación práctica del RGPD y lograr soluciones creativas a cuestiones complejas.

Evangelistas del RGPD

Como buenos "frikis" de la protección de datos nos encanta formar e informar sobre este tema en todo tipo de instituciones, eventos o empresas. ¡Viajamos donde haga falta!

Soluciones innovadoras

Si en un equipo reúnes a gente tan multidisciplinar, se generan potentes proyectos para resolver eficazmente los problemas del cliente y el trabajo de otros profesionales del dato.

¡Ah! Y denunciar abusos

No lo hacemos en misión de interés público ni para ayudar a la AEPD, pero nos encanta investigar y meter el dedo en el ojo a los que realizan las prácticas más desleales e invasivas en materia de protección datos y privacidad personal.